<
>

A base de cabezazos Warrington arrebata a Kiko Martínez el título mundial del peso pluma


A base de cabezazos Kiko Martínez (43-10-3,30 KOs) perdia el titulo de campeon del mundo del peso pluma de la IBF en es Primer Directo Arena de Leeds (Gran Bretaña) ante el aspirante británico Josh Warrington (31-1-1,20 KO). 18.000 personas que llenaron un recinto que en su día costó 72 millones de euros fueron testigos de cómo en el primer asalto un cabezazo abría una de las cejas al boxeador alicantino, que aturdido por lo sucedido se despistó un momento, encajando una mano que lo envió a la lona. Cinco meses de preparación empezaban a venirse abajo después de una acción al límite del boxeador de Leedsque tenia todo de cara, mientras que a ‘La Sensación’ no le quedó más remedio que nadar contra corriente, en unas aguas que bajaron muy revueltas y con unos peces que no hicieron otra cosa que darle golpes en la cabeza y llevó a las cuerdas a base de empujones.

DEBES LEER:   Messi busca despedirse por todo lo alto del Mundial. Los 4 récords que se pueden conseguir en Qatar

+REVIVE EL DIRECTO DEL COMBATE EN ESTE ENLACE

El árbitro marcus mcdonell, inglés, apareció en varias ocasiones al héroe local, que hizo caso omiso a las advertencias que recibió y siguió en sus trece. Bien llevado desde la esquina, kiko martínez supo aguantar como pudo el chaparrón, y por momentos fue de menos a más, con alguna que otra mano en la línea del flotación de Warringtonquien de vez en cuando sintió algún golpe, pero tenía todo de cara para arrebatarle el cinturón a kiko martínez, a quien otra serie de cabezazos le provocó un corte en el párpado del lado contrario al que había recibido en la ceja yy una herida profunda en la frente. Pese al trabajo realizado en la esquina del púgil de Elchevolvía a manar sangre del rostro de Kiko, que por momentos tenía alguna dificultad para tener una buena visión de su oponente.

Por momentos a Kiko le costaba ver bien por culpa de la sangre

Por momentos a Kiko le costaba ver bien por culpa de la sangre

Gorjeo

DEBES LEER:   La peor España de Luis Enrique en el peor momento posible

“Vamos toro, vamos animal” le decía Tinín en la esquina a Kiko Martínez antes de salir a disputar el séptimo de los doce asaltos de la pelea. Y al principio parecía que la arenga daba sus frutos, porque’La Sensación’ conseguía conectar una buena derecha sobre un Warrington que, consciente del poder de pegada de su rival, no se atrevía a entrarle con todo ya acelerar sus acciones, y de ahí que se protegiera bien con una acertada guardia. Y cuando parecía que Kiko Marínez podía entrar un poco más en un combate que sólo podía ganar si tumbaba a Warrington, éste aceleró sus acciones con una velocidad vertiginosa. Lanzó rápidas y seguidas combinaciones de manos que acorralaron a Kiko, que no encontraron la forma ni de protegerse ni de responder al ataque.

El árbitro necesitará demasiadas acciones al límite del aspirante Warrington, quien con tres golpes de cabeza abrió una ceja e hizo un corte en el párpado y otro en la frente a Kiko Martínez

DEBES LEER:   El momento de la agresión a Teófilo Gutiérrez por parte de un grupo de “hinchas” del Deportivo Cali

Viendo el panorama el árbitro detenía la pelea, proclamando nuevo campeón del mundo del peso pluma de la IBF a jose warrington. Pudo el árbitro detener la pelea en los cuatro primeros asaltos ante el alcance de los cabezazos del oponente, pero no lo hizo y al final Kiko acabó perdiendo un cinturón mundial de una forma un tanto controvertida.

Ahora, a sus 36 años, Kiko Martínez debe recuperarse primero de las heridas y después decidir qué camino sigue su trayectoria profesional.


Lee también

Celes Piedrabuena

A sus 36 años, Kiko Martínez intentará revalidar este sábado (DAZN, a partir de las 20.00 horas) ante Josh Warrington el título de campeón del mundo del peso pluma de la FIB que cumplirá en 2021 tras noquear al británico Kid Galahad


Lee también

Celes Piedrabuena

ewfwf


Lee también

Celes Piedrabuena

La tensión se ha palpado en el pesaje previo al combate entre Kiko Martínez y Josh Warrington que ha tenido lugar en el Hotel Queens de la ciudad de Leeds.  Ambos púgiles, como cabía esperar de dos campeones, han cumplido con el peso y han dado 57 kilogramos en la báscula, precedido del tenso cara a cara entre ambos, bajo la atenta mirada de Eddie Hearn, el mandamás de la promotora Matchroom Boxing.



Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario