<
>

Alcaldía borra rótulos de la Cuauhtémoc; vendedores y artistas protestan


Parte de la identidad barrial de la Ciudad de México y su arte gráfico callejero se perdieron. La alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, ordenó a locatarios de puestos callejeros que borraran los rótulos de sus negocios y los reemplazaran por el logo del gobierno.

Sí, así nomás y a la brava: se borró arte popular —que es un sello súper distintivo de la ciudad— y se reemplazó por un logo.

Ahora, en lugar de ir por la calle y encontrarte con las “Súper Tortas Cuauthemoc“, ves un puesto blanco con un logo que dice: Alcaldía Cuauhtémoc es tu casa.

Y, por supuesto, esto encendió las alertas en distintos sectores, comenzando por las locatarias, a quienes les afecta directamente la decisión pues ahora sus puestos no se diferencian de otros y así ¿cómo van a saber las clientas a dónde llegar?

Lee: El Barril Tatuajes: rótulos que tatúan la esencia de barrio de la CDMX

“Nos ha afectado. Mucha gente no ve las lonas o ve publicidad y se va; hay que acatar las nuevas formas, pero si nos ha afectado un poco”, contó Nohemí, quien tiene una estética que da servicio en avenida Río de la Loza desde hace unos cinco años. “Muchos decían que pensaron que ya había cerrado porque no había lona ni publicidad, pensaron que ya no dábamos servicio“.

Como a Nohemí, la decisión del gobierno local también afectó a Gonzalo, quien tiene un puesto de tortas. “Luego no saben (los clientes) qué producto es el que estás vendiendo. Sí bajó un poquito”, dice.

Su rótulo tenía más de 10 años pintado, “nos avisaron que teníamos que quitar lo colorido porque si no nos impide trabajar“.

Además de a los locatarios, la decisión de Sandra Cuevas provocó descontento también entre vecinos, usuarios de redes sociales y artistas gráficos.

Locatarios puestos callejeros sin rotulos cuauhtemoc cdmx

Leticia trabaja en un puesto de caldos de gallina, en la colonia Tolsá, afuera del Metro Balderas. (Foto: Sharenii Guzmán | Animal MX)

“Nos arrebataron la identidad gráfica de la ciudad”: colectivo ReChida

Es innegable: los rótulos de los puestos de las calles son una buena parte de la identidad chilanga. Con montón de colores, letras estrambóticas y frases súper pegadoras que te animan a comer en cada puesto.

“Es la alcaldía con más movimiento, todo el mundo termina pasando por acá, y nos arrebataron la identidad gráfica de la ciudad, un patrimonio importantísimo se acabó por una maldita ocurrencia“, dice Tamara de Anda, quien es parte de la colectiva ReChida.

ReChida, acrónimo de Red Chilanga en Defensa del Arte y la Gráfica Popular, recién nació hace unos días como un colectivo de artistas gráficas y ciudadanas que buscan que los rótulos de la Cuauhtémoc vuelvan.

DEBES LEER:   ¿A qué hora llega Turno de día con Jamie Foxx a Netflix? (por zona horaria)

Te puede gustar: Perros con suéter: el proyecto de arte e ilustración que alimenta a perritos de la calle

“Lo que buscamos en ReChida es que justo ahora en la Cuauhtémoc se retire esta decisión para poder resarcir el daño hecho”, explica Tamara. “Pero también que exista una protección y un reconocimiento de la gráfica popular como parte de la identidad visual y del patrimonio”.

Juntas, todas las personas que se unieron al colectivo, buscarán que este tipo de arte urbano se reconozca a nivel gubernamental “para que no vuelva a ocurrir porque no sabemos qué van a hacer las Sandras Cuevas del futuro”.

rotulos alcaldia cuauhtemoc antes y despues

Foto: Instagram @re.chida

“Sandra Cuevas es incapaz de reconocer la indignación de la gente”

Hace unos días, un video de Hugo Mendoza, publicado en la cuenta de Instagram @pinturafresca.mx, se viralizó: el video es un recorrido por las calles de la alcaldía y con las voces de distintos locatarios.

Lo que varias personas ya habían hablado por separado en redes, se convirtió en una ola de indignación conjunta.

La respuesta de la alcaldesa, también en redes sociales, es que esta acción de su administración responde al “orden y disciplina de este nuevo gobierno“.

Para Tamara de Anda y ReChida, esta es una respuesta “cínica, es incapaz de reconocer la indignación de la gente, de reconocer que esta medida es muy dañina y sumamente clasista”.

Y mientras la alcaldesa responde en Twitter que así se tiene que hacer “y ya”, los locatarios pagan los platos rotos de esta decisión y la ciudad pierde parte importante de su arte urbano.

DEBES LEER:   Buenos días, Verónica 2 usó una historia similar de otra serie de Netflix

 

Con información de Eréndira Aquino (@ere_aquino) y Sharenii Guzmán (@ShareniiGuzman).



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario