<
>

Anfield no quiere sobresaltos


Si el Liverpool eliminar todo benfica, disputará sus terceras semifinales de la UEFA Champions League desde que llegó Jürgen Klopp. Un empujón a un club que busca el póker de títulos esta temporada y al que solo separa de estar entre los cuatro mejores del continente un duelo con el Benfica en el que parten con una ventaja de 1-3.

Trámite para muchos, duelo envenenado para otros. El último precedente en Anfield en Champions fue la victoria 0-1 del Inter de Milán, partido ablandado por una expulsión de los italianos. Esto pone en alerta a un Liverpool que respira de alivio al ver en el bolsillo la ventaja de 1-3 con la que jugarán en Anfield.

El conjunto de Klopp salió vivo de uno de los partidos más complicados de la temporada en el Etihad Stadium, un duelo que les sostuvo en la pelea por la premier league, pero en el que fueron neutralizados por un Manchester City que desnudó sus fortalezas y que que no son invencibles.

Con ese empate se cortó una racha de diez triunfos consecutivos de los ‘Reds’ y el Benfica este miércoles puede suponer otro trampolín antes de medirse al City este sábado en las semifinales de la FA Cup.

DEBES LEER:   Patronato vs Deportivo Morón - Copa Argentina: A qué hora es, quién transmite por TV y más - Jueves 12 de Mayo del 2022

Klopp otea sus terceras semifinales como técnico del Liverpool con una ventaja en el marcador y la seguridad que le transfiere Anfield, un templo en el que solo han perdido una vez esta temporada, en la vuelta de octavos contra el Inter de Milán, y en el que solo han recibido tres goles -los que necesitan los lisboetas para firmar la remontada- una vez esta campaña, cuando pusieron un equipo suplente en la Copa de la Liga.

Mané remata ante Otamendi en el Benfica-Liverpool de la ida (Foto: Cordon Press).
Mané remata ante Otamendi en el Benfica-Liverpool de la ida (Foto: Cordon Press).

Es probable que el técnico alemán confíe en los mismos jugadores que lograron el empate en Mánchester, con algún pequeño retoque, como la entrada de Naby Keita en el medio por Jordan Henderson o de Luis Díaz arriba por Diogo Jota. Klopp puede guardarse al colombiano como revulsivo en la fuera parte, pero sus últimas actuaciones piden a gritos la titularidad, sobre todo en un duelo en el que tendrá ganas especiales por medirse al que segunda uno de sus grandes rivales en su época en el Oporto.

DEBES LEER:   Badosa se estrella contra Kasatkina en Roma

Por su parte, el Benfica viaja a Liverpool en busca de dar una nueva sorpresa en la Liga de Campeones, después de conseguir eliminar al Ajax en Ámsterdam en los octavos de final.

Pero en los cuartos la hazaña se antoja mucho más complicada, ya que esta vez necesitan remontar un 1-3 y no un empate como ocurrió contra el equipo neerlandés, y además tendrán en frente a uno de los favoritos para llevarse la “Orejona”.

La historia no está del lado de las “águilas”. El club de Lisboa sólo ha ganado 11 de los 39 partidos europeos que ha jugado contra equipos ingleses en toda su historia.

Si se contabilizan los enfrentamientos contra el Liverpool, las cuentas tampoco son favorables: 4 victorias en 11 partidos.

Pero el Benfica, que ya tiene imposible conquistar la Liga -es tercero a 15 puntos del líder Oporto- no renuncia al sueño de alcanzar unas semifinales de ‘Champions’ por primera vez desde que se juega con el formato actual y viajará a Inglaterra con su equipo de gala.

DEBES LEER:   Todos los resúmenes y goles de LaLiga Santander y LaLiga Smartbank

Para el último partido de Liga, una victoria por 3-1 ante el colista Belenenses, Nélson Veríssimo se dio el descanso a varios jugadores que habían sido titulares en la ida contra el Liverpool por una cuestión de “gestión física”.

El lateral izquierdo Álex Grimaldo y el medio alemán Julian Weigl ni siquiera entraron en la convocatoria; el central belga Jan Vertonghen también se quedó fuera porque estaba castigado, y el brasileño Gilberto no salió del banquillo.

El resto de los titulares en la ida sí jugó ante el Belenenses, pero, con excepción del portero Vlachodimos, ninguno terminó los 90 minutos y se los espera frescos para Anfield.

Es el caso de Rafa Silva y de Darwin Núñez, la principal amenaza a la tranquilidad del Liverpool.

El uruguayo marcó el gol del Benfica en la ida y avisó este fin de semana con un ‘hat-trick’ al Belenenses.

Las únicas bajas de los encarnados son Rodrigo Pinho y Lucas Veríssimo, con lesiones de larga duración que les tienen apartados desde el año pasado.

Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario