<
>

Barça Griezmann, encantado con Suárez y Messi



Antoine
Griezmann (29 años) vivió una noche feliz en Villarreal. El delantero francés volvió a disfrutar sobre el terreno de juego, después de haber llevado uno de los chascos de su vida: su suplencia ante el Atlético, su ex equipo, con la puntilla de tener que salir al campo para intentar buscar el gol del triunfo … en los cuatro minutos de descuento.

También volvimos a disfrutar Griezmann después de muchos partidos en que, ubicado en banda izquierda, se sacrificaba, se desgastaba, se adaptaba a lo que pedían e intentaba hacer lo que no es su fuerte: desbordar en estático, o centrar balones, o intentar el más difícil aún: siendo zurdo, buscar zonas de tiro ventajosas, algo difícil partiendo difícilmente de ese costado.

Pero tras darle un palo de esos que no se les suelen dar a los grietas consagrados, además viniendo ya de la suplencia de Vigo, Setién pensado tirar de sentido común y ubicar a Griezmann más centrado en Villarreal. Más cerca de la portería y de sus compañeros. El efecto es que participó más en el juego y fue decisivo en dos de los cuatro goles.

DEBES LEER:   El deporte como catarsis tras la violencia de genero

Fue el colofón a una semana en que se investigó infravalorado e impotente pero también en la que descubrió que sus compañeros le aprecian. Muchos le arroparon tras su chasco ante el Atlético, empezando por Luis Suarez y Leo Messicon los que Antoine está encantado.





Suárez ha sido un gran apoyo para Griezmann y ha fomentado el contacto de Antoine con Messi

Suárez ha sido un apoyo importante para él en el vestuario, quizás por ser uruguayo y por ser amigo de Diego
Godíntambién amigo y compadre de Griezmann en el Atlético. Desde el primer día, Luis se portó muy bien con él, con detalles personales y consejos sinceros, ayudándole a relacionarse con Messi. Ni Antoine ni León son los tipos más locuaces del vestuario, pero Suárez les juntó y propició sus charlas. Griezmannque estaba loco por jugar con Messi, vibró con sus combinaciones de Villarreal, con la dejada de León, con su abrazo tras su golazo. Son compatibles pero hizo falta que se visualiza.

DEBES LEER:   los cargos políticos crecieron un 140% durante la gestión de Axel Kicillof

Saludo a Quique y no a la TV

Antoine también saludó con efusividad a Quique tras el partido, no pierde el tiempo en ser rencoroso. Va ‘per feina’ y no quiere líos. La prueba es que le pidieron hablar en TV tras el partido y declinó la propuesta. Quiere hablar en el campo.

Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario