<
>

Capítulo Final es un gran cierre de la saga


Antoine Fuqua es un director que viene del cine independiente. Su cámara es distinta, es más equilibrada pero densa; su ojo ve situaciones y no géneros de cine; su dirección apunta hacia la humanidad de los personajes y eso siempre lo respetaré, aunque haga productos cinematográficos que se puedan camuflar con películas vacuas y sin sentido. Desde Los 7 Magníficos (2016), Fuqua consolidó un apartado creativo y visual en su estilo que puede derivar en varios, en los que yo creo, son sus directores favoritos. Se alimenta de ellos más de lo que pensamos y logro ver, siempre de forma sutil, mucho de lo que le gusta y ha visto como cinéfilo.

Alguien me dijo que no debía ver las dos películas anteriores de la trilogía Equalizer y la verdad no tenía ganas de ponerme en contacto. Pensé “una trilogía más como Taken o John Wick“. Y tiene algo del subgénero del que se nutre, no lo puede negar; no obstante se alimenta de algo más: la independencia creativa y la libertad autoral. 

DEBES LEER:   Hilary Swank não vai participar da temporada final de Cobra Kai

La última entrega recientemente estrenada, The Equalizer 3 (El Justiciero: Capítulo Final), es una historia crepuscular sobre un personaje tipo Wick / Taken, pero más humano y real que los otros dos, más creíble. La contundencia de la que se agarra mucho viene de la sobria y estoica actuación de Washington, que sigue disfrutando de un carisma inquebrantable y contagioso. Este personaje actuado por cualquier otro actor caería en las caricaturas que por lo regular significan estas historias de héroes urbanos. Digamos que The Equalizer 3 (El Justiciero: Capítulo Final) se salva por mucho de esta calificación  gracias al actor que la soporta todo el tiempo.

La dirección de Fuqua y su estilo autoral se diluyen un poco para dar paso a una película mainstream, hecha para hacer taquilla, pero no se nota ensombrecida porque Antoine siempre tiene un comentario acerca de la injusticia y la violencia. Su estructura un poco tomada del western complementa la sobriedad de Denzel y siempre da apuntes a esa justicia según Kurosawa.

DEBES LEER:   Most Watched Netflix Original Movies From 38 Countries Around the World

O sea, como todo lo que hace Antoine Fuqua, independiente o no, Equalizer 3 (El Justiciero: Capítulo Final) tiene un punto de vista social y no invade la historia. El director le proporciona un sentido y una dirección.

The Equalizer 3 (El Justiciero: Capítulo Final) es una película digna tanto de su personaje como de la propia leyenda de su actor. Aderezada con toques western y una visón menos trivial de los héroes, la cinta funciona incluso si no existieran sus dos antecesoras. Su amabilidad con el espectador que no le conoce la engrandece y la deja admirarse por lo que es: una buena película con un excelente personaje.



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario