<
>

El calvario al que podría enfrentarse HBO con ‘The Last of Us’

e00646c0 dd97 11eb a4bf 4aaaf2a07524


Por Alberto Cano.- HBO ha comenzado el rodaje de El último de nosotros, una de sus próximas series estrella. Se trata de una adaptación de uno de los videojuegos más aclamados de Play Station, una historia postapocalíptica que estará protagonizada por las estrellas de Juego de Tronos Pedro Pascal y Bella Ramsey junto a otros intérpretes como Diego Luna O Nico Parker. El juego, que aterrizó en Play Station 3 en 2013, nos narraba la historia de Joel, quien tras ver morir a su hija en el inicio de una pandemia global se embarca en un viaje por Estados Unidos para tratar de encontrar una cura al virus. Su aventura pasa por llevar hasta Utah a Ellie, una joven inmune que podría tener la clave para desarrollar una vacuna, pero la conexión emocional entre ambos llevará a Joel a tomar decisiones cuestionables.

Esta historia, repleta de emociones fuertes, acción, violencia y gran carga dramática, ha logrado vender más de 20 millones de juegos desde su lanzamiento y despertar los elogios de crítica y público. Sin embargo, con la salida de su secuela el pasado 2020, El último de nosotros dio un giro de 180º a su trama que no estuvo para nada exento de polémica. De hecho, despertó toda una oleada de toxicidad en internet que podría suponer un problema para HBO de cara a la promoción y lanzamiento de su adaptación televisiva del videojuego.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Para conocer esta historia debemos remontarnos a abril de 2020, cuando dos meses antes del lanzamiento de El último de nosotros 2 apareció filtrada en internet una escena clave con un importante giro de guion. Este cambio rompía por completo con lo visto en el primer videojuego, siendo el detonante de una historia más cruda, oscura y emocionante que pretendía reflexionar más en profundidad con lo ocurrido en El último de nosotros. Pero no fue del agrado de todos, al igual que su mayor enfoque hacia los personajes femeninos y la inclusión de tramas LGTBI a través de una de una de sus protagonistas.

DEBES LEER:   Estas son las razones por las que debes ver Fear Street, la genial trilogía de terror de Netflix – DeportesEnVivo

Como consecuencia, las redes se llenaron de mensajes de odio, acoso a empleados de la desarrolladora del juego Perro travieso -responsables de míticos títulos como Crash Bandicoot, Jak y Daxter O Inexplorado– e incluso comentarios a otros usuarios repletos de spoilers con los que se buscaba boicotear el lanzamiento de El último de nosotros 2. Y esto ocurrió dos meses antes de su lanzamiento, en el momento de su salida oficial en junio de 2020 páginas como Metacritic recibieron un tsunami de votaciones negativas y actrices de doblaje obtuvieron hasta amenazas de muerte.

Fue el caso de Laura Bailey, actriz tras la voz de Abby, nuevo personaje implementado en El último de nosotros 2 que es responsable directo del polémico giro de guion. Se trata además de un rol con una complexión física fuerte y con una actitud muy dura, lo que huye del tópico de heroína sexualizada que a día de hoy aún sigue persistente en muchos videojuegos. Y teniendo en cuenta que este sector aún está muy lejos de estar exento de toxicidad, la mayor parte del acoso por el rechazo al nuevo rumbo de El último de nosotros 2 fue hacia su actriz de doblaje, como bien denunció en sus redes sociales.

Aunque de poco sirvió. El lanzamiento de El último de nosotros 2 se convirtió en el mejor debut de un videojuego de 2020 y en el segundo de toda la historia de Sony. Además, fue aclamado por la crítica y se hizo con el premio al Juego del Año de Los premios del juego, los que se podrían considerar como los Oscar de los videojuegos. Y es que pese a que en internet todo tiende a magnificarse, al final no deja de ser un pequeño e insistente sector del público con poco efecto más allá de la burbuja de las redes sociales. Además, creo que todos los que hemos jugado a estos videojuegos estamos de acuerdo en que el giro de guion de El último de nosotros 2, su desarrollo tan real y orgánico de personajes o sus tramas LGTBI, no hicieron más que engrandecer un juego que ya de por sí era una obra maestra. Pero este acoso y toxicidad es dañino de igual forma.

DEBES LEER:   ganan la primera medalla para México

Y os cuento toda esta historia porque HBO muy probablemente va a tener que lidiar con este sector tóxico en cuanto comience a lanzar novedades sobre su serie de El último de nosotros. Aparte de que van a heredar este sector fan tan problemático, Neil Druckmann, director de los videojuegos y showrunner de la serie junto al responsable de Chernobyl Craig Mazin, ya anunció que en esta adaptación televisiva habría cambios importantes respecto al desarrollo de la trama, lo que muy probablemente podría generar un efecto similar al del giro de guion de El último de nosotros 2.

Pero el mayor problema al que se va a enfrentar HBO va a ser el de encontrar una actriz para dar vida a Abby. Tras el acoso sufrido por Laura Bailey, van a ser muchas las actrices a las que les de pavor someterse a tal nivel de acoso por un papel. Y como bien sabrán todos los que hayan jugado a los videojuegos, estamos hablando de un personaje muy complejo, con muchas implicaciones emocionales, que no está al alcance de cualquiera. Aunque la cadena aun tiene tiempo de encontrar a una intérprete, puesto que, si la serie sigue el mismo rumbo que los juegos, este personaje no aparecería hasta el comienzo de la segunda temporada. Y puede que con el estreno de la primera, con críticas favorables y una posible oleada de premios, el panorama sea muy diferente al de unirse a esta historia tras la ola de toxicidad que hubo contra ella el pasado año.

También cabe preguntarse cómo reaccionaría HBO ante estas situaciones. Recordemos que hace relativamente poco en cine ocurrió un caso similar con Star Wars: Los últimos Jedi, donde la inclusión de diversidad en la exitosa saga de ciencia-ficción de Lucasfilm generó una oleada de acoso contra la actriz Kelly Marie-Tran. Y este caso fue realmente sangrante, puesto que la intérprete, que protagonizó una criticada trama junto a John Boyega, se vio obligada a borrar sus redes sociales y Disney tomó la decisión de apartarla de las tramas principales en Star Wars: El ascenso de Skywalker para evitar más polémicas.

DEBES LEER:   La precuela de Pet Sematary acaba de conseguir una actriz legendaria

Sin embargo, es complicado que HBO tome una decisión tan extrema como modificar el rumbo de la serie para satisfacer a un sector tóxico del público, sobre todo teniendo en cuenta que los responsables del videojuego están detrás de la serie. Además de que dar un papel secundario a personajes como Abby o eliminar tramas LGTB no es una opción, porque son parte esencial de la trama. Creo que va a ser inevitable que ocurra algo similar a lo que ocurrió con el lanzamiento de El último de nosotros 2, pero espero que HBO sepa dar ejemplo y no se rinda de ninguna manera ante estas coartadas que, como bien demostraron los datos de ventas, son puro humo y ruido.

Más historias que te pueden interesar:

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario