<
>

El regreso de Marc Márquez en Sepang: Vuelve el ‘rey’


02/03/2022 a las 18:12

CET


“Tengo muchas ganas de subirme a una MotoGP, solo de pensar en este momento se me pone la piel de gallina” asegura Marc Márquez en vísperas de un test que supondrá su regreso al paddock y el final del ‘túnel’ tras dos temporadas marcadas por las desgracias.

La vida de Márquez cambió el 19 de julio de 2020, cuando en la tercera vuelta del Gran Premio de España, en Jerez, salió disparado de la Honda y se fracturó el húmero del brazo derecho. Tuvo que pasar por el quirófano en tres ocasiones y no pudo reaparecer en el Mundial hasta abril de 2021, en Portugal. Pero la euforia inicial por su regreso se transformó en ansiedad al comprobar que no estaba a su nivel habitual. No era el mismo Marc que había conquistado ocho coronas (seis en MotoGP) y asombrado al mundo con sus célebres ‘salvadas’.

DEBES LEER:   El Atleti necesita 40 millones para cuadrar las cuentas

“Todavía se está recuperando, todavía tiene problemas, él lo sabe y nosotros lo sabemos. Lo que está haciendo este tipo, nadie lo sabe aparte de él”, subrayó meses después el team manager del Repsol Honda, alberto puig en defensa de Márquezcuando el domingo 24 de octubre, en el Gran Premio de Emilia Romañaen Misano, consiguió su tercera victoria de la temporada 2021. A pesar del dolor persistente fue el segundo piloto con más triunfos (3) en 2021, después del campeón Quartararo (5).

Y cuando pareció que empezaba a dejar atrás la pesadilla, llegó su caída entrenando motocross y un diagnóstico que le hizo temblar: Diplopía. Una lesión del nervio óptico que ya sufrió en 2011 y le tuvo seis meses sin rodar, con la incertidumbre de si llegaría a recuperarse totalmente de la visión doble. Esta vez, han sido tres meses. “Los peores de mi vida, muy difíciles”, reconocía Márquez días en enero, al anunciar que por fin estaba recuperado.

DEBES LEER:   'Me siento bien estando aquí'

aleta del calvario

Tras recibir la autorización de los médicos, Bagazo volvió a subirse a una moto. Se probó primero en una pista de motocross, para después rodar con una RC213V-S de serie en Portimao y finalmente sobre una Honda CBR 600RR en Aragón: “Al principio tenía agujetas, pero cada vez me he ido sintiendo mejor, ahora toca intensificar la preparación física para llegar en las mejores condiciones a Sepang”, explicado.

El momento que tanto esperaban Bagazo y sus fans ha llegado y este sábado el piloto de Cervera saldrá a la pista a lomos de la nueva y poderosa RC213V. A lo largo del fin de semana, Márquez y su compañero Pol Espargaró contarán con tres prototipos cada uno, con todas las especificaciones aerodinámicas y técnicas y el nuevo motor 2022.

La pretemporada acabará de despejar las dudas: “Estos test me servirán para ver cómo estoy físicamente y, sobre todo, cómo está mi brazo respecto al año pasado. También será útil para ver el trabajo que ha hecho HRC con la nueva moto y ver dónde estamos respecto a los demás”, resume Márquezque ya tiene referencias de la moto despues del test que hizo su hermano Alex en noviembre en Jerez, pero necesita constatar personalmente si el camino que han seguido los ingenieros japoneses es el adecuado para volver a pelear por las victorias.

DEBES LEER:   la bronca de Tevez tras la derrota de Rosario Central DEPORTES El Intransigente

.

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Siguiente

Deja tu comentario