<
>

Este tratamiento para las varices es efectivo y poco invasivo

Este tratamiento para las varices es efectivo y poco invasivo



img grovello 20210614 172827 imagenes md otras fuentes gettyimages 639112662 kf6D U4107093227PG 980x554@MundoDeportivo Web

Las varices son venas agrandadas y azuladas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero que son más comunes en las piernas. A pesar de no ser una afección médica muy grave, si que son incómodas y pueden llegar a provocar problemas de salud o de autoestima en las personas que las sufren.


Su causa se explica por un aumento de la presión arterial en las venas. Las varices salen en las venas cercanas a la superficie de la piel. La sangre se mueve hacia el corazón mediante válvulas unidireccionales en las venas. Cuando las válvulas se debilitan o se dañan, la sangre se puede acumular en las venas, provocando que se agranden.

Estar sentado o de pie durante mucho tiempo puede hacer que la sangre se acumule en las venas de las piernas, lo que aumenta la presión dentro de las venas y agravando el problema.

Nuevo tratamiento para las varices

Generalmente las varices se han tratado mediante cirugia, pero existen otras formas de abordar el problema. Un estudio reciente demuestra que la ablación por radiofrecuencia puede ser un tratamiento mínimamente invasivo para tratar las venas varicosas.

DEBES LEER:   Estados Unidos gana medalla de plata de softbol en medio de sueños perdidos

Este estudio explica que la mayoría de las venas varicosas son el resultado de problemas con la gran vena safena, la vena grande ubicada cerca del interior de la pierna que va desde el tobillo hasta la parte superior del muslo. Los músculos circundantes y las válvulas unidireccionales en la vena se debilitan, una condición llamada insuficiencia venosa.


La ablación por radiofrecuencia (RFA) es un tratamiento mínimamente invasivo que utiliza energía suministrada a través de un catéter para colapsar y sellar la vena defectuosa.

En un total de 225 miembros, los investigadores compararon la ARF con dos técnicas que implican la extirpación quirúrgica de las venas.

Después de un seguimiento de dos años, las tasas de recurrencia fueron similares para las personas tratadas con ARF en comparación con la cirugia.

Así pues, los resultados de la investigación respaldan el uso cada vez mayor de la ARF para tratar las venas varicosas, según los autores. Sus hallazgos se publicaron en la revista Journal of Vascular Surgery: Venous and Lymphatic Disorders.

DEBES LEER:   Koeman lo pide a él a cambio
Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario