<
>

Explicación del final de la temporada 4 de Atlanta



El final de “Atlanta” se centra en Darius, la mano derecha de Al. Caprichoso, mágico y misterioso, Darius (LaKeith Stanfield) exuda un comportamiento tranquilo mientras un mundo cruel y extraño lo desafía constantemente. Su final es el más misterioso de la serie. En un episodio, “Atlanta” saca una alfombra metafísica de debajo de los espectadores, dejándonos con la duda de si todo fue un sueño o no.

Darius lucha por aceptar las líneas borrosas entre la realidad y la fantasía. En el final de la serie, Darius encuentra alivio para su ansiedad y una salida para su pasión mental por los viajes al visitar un tanque de privación sensorial cada semana. Su viaje a lo largo del episodio es surrealista: una serie de interacciones que terminan con él despertándose solo en el tanque.

El futuro de Darius no está claro al final de la serie. Su arco se enreda en las trayectorias de Al y Earn a lo largo del espectáculo, y ahora se enfrenta a un futuro en solitario en la ciudad. Sus sueños de tanques son intensamente reales, dejando a los personajes y espectadores confundidos por igual. Darius tiene una forma de saber si está soñando: la jueza Judy. Ella siempre está en la televisión, y si su figura es más gruesa cuando se levanta del banco, así es como Darius sabe que está soñando.

DEBES LEER:   ¡Los muñecos no mueren! ¿Qué puede pasar en la secuela de M3GAN? – DeportesEnVivo

El día surrealista de Darius termina con un hermoso momento con sus amigos cercanos, y la serie termina con Darius, solo en el sofá. En la última toma de la serie, Darius observa a la jueza Judy. Su trasero no se muestra, pero sea lo que sea que Darius vea, sonríe con alivio. A medida que la pantalla se vuelve negra, la conclusión se deja para la interpretación. Ya sea que todo haya sido un sueño o no, las conexiones entre estas personas son muy reales.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario