<
>

Fútbol | Juegos Olímpicos: Paseos en bicicleta, partidas de ping pong y charlas con deportistas: La nueva vida para la Selección en la Villa

Futbol Juegos Olimpicos Paseos en bicicleta partidas de ping


De no poder salir de la habitación a poder dar paseos en bicicleta, jugar partidas de ping pong, compartir apartamento, charlar con deportistas de todas las disciplinas e incluso encontrarse con familiares. La concentración de la selección española de fútbol ha dado un giro de 180 grados tras su llegada a la Villa Olímpica.

Aunque apenas llevan 48 horas en el recinto y en ellas han tenido que hacer dos largos desplazamientos por Tokio para ir al campo de entrenamiento, lo cierto es que la mañana de este martes cambio el ánimo para muchos de ellos.

PRIMOS FAMILIA lt;HIT gt;MIR lt;/HIT gt; EN FUTBOL Y GIMNASIA

PRIMOS FAMILIA lt;HIT gt;MIR lt;/HIT gt; EN FUTBOL Y GIMNASIA

De inicio, la expedición que se dividió en cuatro apartamentos de ocho cada uno. El buen ambiente que reina en la expedición hizo que el reparto del alojamiento fuera especialmente fácil. Equipo Play Station por un lado, equipo parchís por otro y equipo mixto. Además, el cuerpo técnico rejuveneció unos cuantos años al compartir otro apartamento. El resto de la expedición que no entraba en la Villa se queda en un hotel de Tokio.

DEBES LEER:   Diego Milito considera que la salida de Lukaku es positiva para Lautaro Martínez

Una vez instalados, los internacionales aprovecharon la mañana de este martes en la que sólo tuvieron una pequeña charla táctica para pasear en bicicleta por el recinto, conocer a otros deportistas y aprovechar buena parte de los pasatiempos que hay. Por ejemplo, Pedri probó el ping pong con la olímpica española Maria Xiao.

La rutina de la comida también ha cambiado. Ahora se come en un comedor junto a todos los deportistas, obviamente no hay espacios cerrados para ellos como en los hoteles, y tienen comida de todo tipo en los múltiples restaurantes que hay en la Villa Olímpica.

Los internacionales españoles son el centro de atención en algunas ocasiones, pero ellos también están pudiendo ver a deportistas que admiran como por ejemplo, Zverev, tenista al que el portero Álvaro Fernández le ilusionaba ver en persona.

En la Villa Olímpica hay opción de ver hasta a la familia. Así le ha ocurrido a Rafa Mir, quien se ha reencontrado en Tokio con su primo Nicolau Mir, olímpico en gimnasia.

DEBES LEER:   Florentino Pérez paga para que no vaya al Barça de Joan Laporta en enero

Así, los jugadores han pasado de tener seguridad en los pasillos del hotel que les impedían salir más allá de un comedor a poder disfrutar de un ambiente olímpico, de poder ir al gimnasio, a pasear o charlar con diferentes compañeros sobre un evento para la historia.

Eso sí, esperemos que pese a estar ilusionados por este cambio de ambiente, puedan abandonarlo durante unos días para jugar el próximo sábado los cuartos de final en Miyagi tras ser primeros de grupos.

.

Etiquetas

, ,

Siguiente

Deja tu comentario