<
>

King’s Man es una historia de espionaje de la vieja escuela que entretiene, pero… – DeportesEnVivo


Esta semana se estrena El hombre del rey (El hombre del rey: El Origen), tercera película de la saga de El Kingsman de Mathew Vaughn, basada en los cómics de espías de Mark Millar y Dave Gibbons.

Pospuesta desde Noviembre del 2019 por causa del COVID-19, ahora casi dos años después por fin la podremos ver en la pantalla grande.

https://www.youtube.com/watch?v=SfEj_T5UvQU

Situada en 1902, en los albores de la Primera Guerra Mundial, se nos cuenta la historia de Orlando Oxford (Ralph Fiennes), un aristócrata inglés que al estar apoyando a la Cruz Roja junto con su esposa Emily (Alexandra Maria Lara) y su hijo Conrad (Harris Dickinson) sufre un atentado; su esposa muere. Así el otrora pacifista Orlando decide tomar cartas en el asunto e idear la forma de detener los conflictos antes de que ocurran para evitar más muertes sin sentido.

12 años después, y con la ayuda de sus dos sirvientes Shola y Polly (Djimon Hounsou y Gemma Arterton), crea una red de espionaje para proteger al Imperio Británico de la inminente Gran Guerra que viene. Por lo tanto, se les confía la protección del archiduque. Franz Ferdinand (Ron Cook) en su paso por Sarajevo. Sin embargo, fallan en su labor y el archiduque es asesinado dando comienzo a la Primera Guerra Mundial. Gracias a sus indagatorias, Shola y Polly descubren que hay una conspiración internacional con Inglaterra en la mira que está conformada por: Rasputin (Rhys Ifans), Erik Jan Hanussen (Daniel Brühl), Lenin (Agosto Diehl), Hitler (David Kross), entre otros.

DEBES LEER:   Martin Scorsese recomienda lo nuevo de Del Toro

Orlando Oxford, sus sirvientes y su hijo Conrad deberán detener esta conspiración y evitar por todos los medios que Inglaterra vaya a la guerra y caiga en manos de los conspiradores.

Matthew Vaughn aprovecha la época en que está situada su cinta para olvidarse un poco de los gadgets, la tecnología y las explosiones para centrarse en un film más “tradicional” haciendo foco en la intriga y el espionaje. La estrella del film es Ralph Fiennes, un actor siempre efectivo que brilla en cualquier papel que se ponga (Voldemort es uno de ellos). Gracias a él la película adquiere un tono más sofisticado y le permite a Vaughn ir intercalando hechos históricos reales con la historia de espionaje que dio origen a Kingsman.

Esta mezcla alternado con las clásicas secuencias de acción y la comedia negra a las que nos han acostumbrado en las otras dos cintas logran hacerla muy entretenida, sobre todo cuando reconocemos hechos y rostros de la historia real. Además cuando hace una reflexión acerca de la guerra la cinta adquiere un tono serio que no se había visto en las dos entregas anteriores. Es superior a El Círculo Dorado ya que se mantiene más cercana del espíritu de la primera película y se ha reducido el humor simple y sin sentido que había en esa secuela.

DEBES LEER:   Tyler Perry's A Madea Homecoming fecha de lanzamiento confirmada para febrero de 2022

La música de Matthew Margeson y Dominic Lewis es excelente, de lo mejor que hemos visto en la franquicia, ya que se aprovechan de la época para generar un score más tradicional pero muy efectivo.

Pero…

Esta mezcla de tonos podrá parecer desconcertante para muchos espectadores que esperaban ver el desfile de cameos y de gadgets que había en El Círculo Dorado. Los saltos entre el humor simple y  temas reflexivos como la guerra y eventos históricos reales, que ocurren varias veces, parecieran nada consistentes y podrán desesperar a muchos.

En resumen

El hombre del rey (El hombre del rey: El Origen) es una divertida, reflexiva y didáctica secuela más que digna de lo que habíamos visto en las dos entregas anteriores, superando incluso a El Círculo Dorado. Es una cinta tradicional de espías en la que Ralph Fiennes si es ligero como una especie de James Bond de mediana edad. A diferencia de las anteriores, de fondo se incluyen reflexiones acerca de la guerra que son muy dramáticas pero sin dejar de lado los clásicos enfrentamientos que están al orden del día (pongan atención en el enfrentamiento con Rasputin).

DEBES LEER:   Estas franquicias subestimadas de videojuegos MERECEN tener su programa de TV – DeportesEnVivo

Matthew Vaughn da un paso a lado y demuestra que sigue siendo un director con inventiva y con el valor suficiente para dejar caer todo el peso de la cinta en Fiennes, quien rompe traseros con sus golpes como también da golpes emocionales para hacer de esta película más que una de espías: también una gran reflexión acerca de la paternidad.

(function(d, s, id){ var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) {return;} js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario

Artículos Relacionados