<
>

la angustiante y tierna historia de la búsqueda de un peluche perdido

the cebrit

[ad_1]

Es normal que las niñas tengan un juguete favorito con el que duermen, juegan y hasta se bañen.

Otra historia chistosa: El trailer de una peli que una niña de 10 armó cuando sus papás se divorciaron

Ese juguete es su “objeto de apego” (así le dicen las psicólogas) y les da seguridad y alivio… alivio para los niños, pero muuuuchas veces angustia para los papás.

Como la angustia que Ivan Repila y su esposa vivieron hace unos días cuando El Cebrit, el destartalado peluche favorito de su pequeña hija, desapareció tooodo un día.

En un hilo de Twitter, Iván —que vive en Bilbao— contó la tierna y muuuy angustiante historia de cómo la pequeña cebra de peluche, viejita y sucia pero muy querida, se perdió en casa y la preocupación por enfrentar la situación.

El Cebrit es el “objeto de apego” de la pequeña, ella lo necesita para dormir y sus papás para estar tranquilas.

Checa: El ligue me dejó en visto y desapareció: ¿por qué nos duele el fantasma?

Iván cuenta que ni su esposa ni él saben de dónde salió el peluche, simplemente un día apareció entre los brazos de la pequeña y desde entonces es El Juguete.

¿Que tiene muñecos nuevos? El Cebrit es el mejor. ¿Que hay juguetes más pachones y suaves? Ninguno como El Cebrit.

DEBES LEER:   HOY LUNES TITANES VS HEROES EN VIVO, EXATLON MEXICO 2020 EN DIRECTO GRATIS ONLINE

Sin la cebra su casa se convierte en el Valle de los Lamentos: gritos, llanto, desesperación.

Ayer, El Cebrit desapareció… justo el día en que la abuela materna de la pequeña decidió hacer limpieza general: donar algunos libros, tirar algunas cosas, reciclar otras. Y la cebra… ¡desaparecida!

La tensión se hizo palpable. La tensión podía cortarse con un cuchillo. Hasta la pequeña se dio cuenta aunque el nombre del peluche no se decía (todo ese día fue rebautizada como La Innombrable).

Buscaron por TODOS lados: camas, libreros, cocina, botes de basura, lavadora, refrigerador. Por-Todos-Lados.

Mira: Musical de Ratatouille: de un audio viral en TikTok a ganar un millón de dólares como musical de Broadway

Y nada. La cebra sin aparecer.

Llegó la hora de dormir. Los papás, con cara de angustia, intentaron razonar con una pequeñita: The Cebrit se fue de vacaciones.

Pero las vacaciones no existen en el vocabulario del apego, ¿o sí? Y de inmediato los lagrimones gordos en la carita de la niña y la premonición de una noche laaarga y dura para todas en casa.

DEBES LEER:   Aqui En Vivo EXATLON MEXICO 2021: HOY HEROES VS TITANES POR LA FORTALEZA

Sotavento: Is this the way? Cancelan la rosca de Baby Yoda porque la consideran falta de respeto a la religión

¿Recuerdan las reglas de desaparición de The Cebrit? Pues resulta que al sacar la pijama de la pequeña y darle la vuelta, atorada en una manga, ahí estaba.

Y después de horas de angustia, una casa vuelta patas arriba y una niña durmió con su peluche favorito y los papás pudieron tomar un vino para descansar.

Te recomendamos: El DIF y SPINNA (que AMLO quiere desaparecer) no hacen lo mismo



[ad_2]

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario