<
>

la película que nunca fue – DeportesEnVivo


Hay grandes películas que se planearon, pero que, para bien o para mal, nuestros ojos cinéfilos jamás verán. Napoleón de Stanley Kubrick, Superman vive de Tim Burton, ¡Star Wars IX de Colin Trevorrow!

Pero entre esos grandes proyectos cancelados, hay uno que vive en la memoria colectiva de todo aquél que se precie, no sólo de amante del cine de ciencia ficción, sino del Séptimo Arte en sí: la adaptación de Duna por Alejandro Jodorowsky.

Rodeado de auténticos genios de su época (o como él llamaba los llamaba: “guerreros espirituales”), Jodorowsky retó y venció (a su modo) a la industria del cine antes de convertirse en el cine que conocemos.

De hecho, no sólo planteó la versión más asombrosa e imposible de una historia espacial jamás realizada, sino que sentó las bases para la forma de imaginar, crear y ser persistente en una idea de la que estaba convencido.

Hablemos de Dune de Jodorowsky, la película que nunca fue y que seguramente la humanidad cinéfila lamentará eternamente que así haya sido.

De entrada, la novela de Frank Herbert (1965) no es de fácil asimilación. Y aunque al pobre de David Lynch (Twin Peaks) le tocó “pagar los platos rotos” tras el pobre intento de Hollywood de enmendar el tremendo error de no darle vida al proyecto de Jodorowsky, la realidad es que pocos temerarios como Denis Villeneuve han sido capaces de tomar el manto de adaptar esta épica espacial sin salir golpeados en el proceso.

DEBES LEER:   Explicación final de Hellbound: ¿Qué significa el regreso de Park Zhengjia?

Pero ni el mismo Alejandro Jodorowsky se considera a sí mismo una persona normal, y su rarísima pero fascinante incursión al cine tenía fascinados a la industria y cinéfilos, boom de nicho donde se creó el término “películas de medianoche” gracias a locuras audiovisuales como La montaña sagrada (financiada por John Lennon) y El topo. Y justo fue en esa explosión donde jodo (así llaman sus conocidos al chileno) decidió ir por algo que sabía era mucho más grande, aunque curiosamente jamás había leído: la Danubio de Herbert.

Tras convencer con su encanto y deliciosa locura que sólo los genios poseen, Jodorowsky logró convencer a íconos como el productor Michel seydoux, los artistas Jean GiraudMoebius“, HR Giger, Chris Foss, la ya legendaria banda británica Pink Floyd, Mick Jagger, David Carradine y Orson Welles y a otro genio loco de la época: el mismísimo Salvador Dalí.

Y pese a que la producción y los planes apuntaban a lo genial e inconcebible de lograr, Hollywood metió el freno ante un proyecto que aseguraban imposible, temiendo que un hombre tan poco convencional como Alejandro tuviera éxito con esa empresa.

Usando el pretexto de un presupuesto imposible y una duración simplemente no permitida (él quería que la película durara de 10 a 12 horas), el proyecto eventualmente se desmanteló, aunque como todas las leyendas, jamás cayó en el olvido.

DEBES LEER:   Todas las películas y programas de Jason Bateman en Netflix

Un legado imperfecto, invisible

Tan es así, que aquella biblia del proyecto forjada por los artistas, Seydoux y Jodorowsky que circulara por todo Hollywood y fuera vista por tantos ojos diera “ideas” a producciones como El terminador, Flash Gordon, En busca del arca perdida, y de forma más contemporánea Contacto, El quinto elemento y hasta Prometeo. Ah, ¿no nos creen? PLAY, por favor.

https://www.youtube.com/watch?v=0qJ4BmXjY9I

Nos queda la nostalgia de lo que nunca fue, y por supuesto esos pincelazos que sus “guerreros” pintaron aquí y allá. Y no sólo nos referimos a los xenomorfos de Giger, las elevaciones de Moebius o los lienzos de su “emperador loco” Dalí, sino a las genialidades que Jodo mismo siguió produciendo, siendo quizás la saga de historietas el Incal lo más cercano a su sueño en movimiento que nunca se hizo realidad. Busquen la obra y entenderán.

¿Y qué opina Jodorowsky de Danubio de Denis? “Ojalá su Duna fuera un gran éxito, porque Denis Villeneuve es un buen director, del que me han contado muchas cosas buenas”, dijo el cineasta de 92 años de edad al diario El punto. “Vi el tráiler. Está muy bien hecho. Vemos que es cine industrial, que hay mucho dinero y que era muy caro. Pero si era muy caro, debía pagar en proporción. Y ese es el problema: no hay sorpresas. La forma es idéntica a lo que se hace en todas partes, la iluminación, la actuación, todo es predecible“.

DEBES LEER:   La lista negra debe tener la temporada 10, dice el sitio web

Bueno, pero ya fueron muchas palabras en este artículo… dejemos la grandeza de este proyecto inconcluso en el fabuloso documental Duna de Jodorowsky (2014) de Frank Pavich, el cual les presentamos completamente subtitulado.

Consigan unas palomitas, ¡y a viajar!

https://www.youtube.com/watch?v=AfJi2sfduqk

Por cierto, no se pierdan Danubio de Denis Villeneuve en salas de cine que, reconocemos, es muy buena y superior a la de Lincharpero jamás será como aquellos gusanos infinitos, las naves-prostitutas conducidas por semen o las máquinas más grandes que soles vagando enloquecidas que nos prometía Jodorowsky en su visión.

(function(d, s, id){ var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) {return;} js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "https://connect.facebook.net/en_US/sdk.js"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario