<
>

La verdad tras la desaparición de la fortuna de Grace Kelly

a6aa7160 f686 11ea aefb bd25ad1cb801


Grace Kelly tenía 26 años cuando decidió abandonar una carrera en alza para casarse con el príncipe Raniero III de Mónaco. Había conseguido plantarse en Hollywood como musa de cineastas como Alfred Hitchcock, icono de moda y una de las actrices protagonistas más solicitadas e independientes de los años 50s. Sin embargo, cuando decidió cambiar de vida para convertirse en princesa, no solo se despojó de su título de estrella de cine, sino también de su fortuna.

Un documental estrenado en la televisión británica repasa cómo Grace Kelly se tuvo que deshacer de los millones que tenía a su nombre para formar parte de la Casa de Grimaldi.

Grace Kelly (Foto AP, Gtres)

Grace Kelly (Foto AP, Gtres)

Grace Kelly: los millones perdidos es un documental estrenado recientemente en el canal británico Channel 5, que rastrea la fortuna de la actriz con pruebas y documentos, desvelando una realidad hasta ahora desconocida.

La actriz de La ventana indiscreta conoció al príncipe de Mónaco en el Festival de Cannes de 1955 y contrajeron matrimonio un año más tarde en una boda vista por más de 30 millones de televidentes alrededor del mundo. De esta manera, la joven intérprete tomó la decisión de vivir su cuento de hadas con total entrega, abandonando el mundo del cine para tomar su rol monárquico a rajatabla (y rompiendo el corazón de Hitchcock en el camino que intentó convencerla de que volviera al cine varias veces).

DEBES LEER:   La historia de Ayer, la canción de Luis Miguel de su álbum Aries

Grace creció en el seno de una familia adinerada gracias a la inversión de su padre -un atleta de remo ganador de medallas de oro olímpicas- que fundó una fábrica de ladrillos con su hermano. Sin embargo, la complicada relación que mantenía con él la habría llevado a optar por un camino independiente, dejando a un lado la fortuna familiar para abrirse camino como actriz por su cuenta, pagando ella misma sus clases de actuación y agentes con su trabajo como modelo.

En poco tiempo había entrado en el radar hollywoodense, ganándose la etiqueta de mujer independiente que luchaba con los estudios por conseguir los papeles que deseaba y siendo abanderada en la insistencia por un salario justo como mujer en Hollywood. Había firmado contratos millonarios con marcas como Dior y su contrato con MGM le habría generado una fortuna de $1.5 millones a lo largo de varios años ($15 millones si calculamos la inflación).

DEBES LEER:   Un Don Nadie viene a divertirnos en esta gran película de acción, pero… – Nobody – DeportesEnVivo

Sin embargo, una experta en finanzas llamada Gemma Godfrey revela en el documental que al momento de morir a raíz de un derrame cerebral que sufrió mientras conducía en 1982, la actriz y princesa había dejado su herencia de bienes estadounidenses a nombre de un banco de Filadelfia -no a sus tres hijos ni a su madre y hermanos- y tan solo estipulaba que poseía $10.000 (que con la inflación serían $27.000) y una cabaña de su abuelo en Irlanda. Cuando, curiosamente, su madre y hermana poseían una fortuna de $2 millones y $1.6 millones respectivamente.

¿Qué pasó entonces con su dinero a la hora de su muerte tras haber sido estrella de cine?

La respuesta: lo entregó como dote a la familia real de Mónaco a la hora de casarse con Raniero III. Es decir, además de abandonar su carrera, también entregó los $2 millones que había amasado con años de trabajo, y a cambio tuvo acceso a una vida de lujos, viajes y una fortuna mucho mayor como parte de la familia real compuesta de propiedades, coches costosos, joyas, etc.

DEBES LEER:   ¿Llegará 'Kung Fu' de The CW a Netflix?

Lo más llamativo sobre la historia de Grace Kelly es que tuvo que pagar para convertirse en princesa” aseguró la consejera financiera Gemma Godfrey a Persona enterada durante la promoción del documental. “La mayoría de la gente lo ve como un cuento de hadas, marcharse de Hollywood y de repente ser llevada a una gran riqueza”.

Sin embargo, mientras Grace Kelly lo apostó todo por su vida como esposa, princesa y madre; el documental afirma que la Casa de Grimaldi amasó una fortuna extra al incorporarla a la familia. Su popularidad habría aportado grandes beneficios al Principado de Mónaco y, como prueba, Godfrey apunta a la fortuna de los herederos actuales estimada en más de mil millones de dólares en 2019.

Más historias que te pueden interesar:

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario