<
>

Los 16 partidos de Pelé en España y el día que dio un palo a Quique Setién en una discoteca


Una de las grandes singularidades de la carrera de Pelé fue que no jugó en el fútbol europeo, por lo que, para verle en España, hubo que recurrir a los torneos de verano, en los que se pudo confrontar la magia de O’Rei con los mejores jugadores del momento.

Pelé frente a Di Stefano, Kubala, Luis Aragonés o Cruyff

El éxito en la Copa del Mundo de Suecia se convirtió en Pelé en objeto de deseo de toda Europa y el Santos lo supo explotar con interminables giras, entre mayo y julio, en las que llegaba a jugar una veintena de partidos en mes y medio.

Con Pelé como reclamo, el Santos fue un habitual de los torneos veraniegos entre 1959 y 1974, lo que también se debe a que el real madrid acometiese hasta en tres ocasiones su fichaje, de forma infructuosa.

Santiago Bernabéu, el que fuera presidente del real madrid, intentó en 1959, 61 y 63 que Pelé se convirtió en la nueva estrella del equipo blanco, pero su alto precio para un jugador tan joven -se aseguró que el Santos pedía 640.000 dólares-, más las reticencias del jugador del Santos a abandonar su país, le hicieron desistir. Luego, el cierre de las fronteras del fútbol español hasta 1974, le acabó por cerrar las puertas.

Eso no impidió que el genio minero mostrase destellos de su clase por toda la geografía española.

Di Stefano-Pelé en el homenaje a Muñoz

La primera aparición de Pelé por el Santiago Bernabéu se produjo poco menos de un año después de conquistar el Mundial de Suecia. El 17 de junio de 1959, en un amistoso que dedicó para homenajear a Miguel Muñoz, al que se sumaron vestidos de morado -el Madrid cedió el blanco al Santos- el internacional del Athletic Piru Gainza -que también se retiró- y el bético Luis delSol.

Fue el único enfrentamiento entre Alfredo di Stefano y Pelé. Todo un cambio generacional; la ‘saeta rubia’ con 32 años y el brasileño con 18. El real madrid se impuso por 5-3. Pelé marcó un gol y participó en los otros dos de su equipo y Di Stefano dio tres asistencias.

DEBES LEER:   Clasificación LaLiga EA Sports - Jornada 26

Ese mismo verano, el Santos acudirá al XIV Teresa Herrera (4-1 al Botafogo de Garrincha), a un triangular en Valencia (4-4 con el conjunto ché y 7-1 a un Inter lleno de suplentes con cuatro goles de Pelé en media hora), visitó el Camp Nou por primera vez (5-1 a un Barça sin internacionales españoles) y cerró la gira española contra el Betis (2-2).

Kubala y Luis Suárez frente a Pelé en el Camp Nou

Pelé visitó en 3 ocasiones el Camp Nou como jugador del Santos, en 1959, 60 y 63, pero sin duda el partido más recordado es el que disputó el 2 de julio de 1960 (4-3). Un año antes, sin que el barcelona contase ni con sus internacionales ni con su entrenador, Helenio Herrera -todos concentrados con la selección española-, el Santos se paseó (1-5). Ahora, existía la posibilidad de la revancha, solventados los problemas con la Confederación Brasileña que dejaron lo que iba a ser el cuadrangular Ciudad de barcelona (con Espanyol y Padova, contra los que incluso jugaron los azulgrana) en un único partido.

Un gol de Kubala, dos de Luis Suárez -el único Balón de Oro español de la historia- y otro del uruguayo Ramón Villaverde zarandearon al Santos en la primera parte, en la que se anuló un tanto a Pelé. En la segunda mitad, bajo la lluvia, reaccionaron los brasileños. Pelé envió un balón al poste y un gol suyo, más dos de Pepe, dio emoción a un final de partido en el que el meta Antonio Ramallets salvó el triunfo azulgrana. Una semana antes, el Santos había hecho otra parada exitosa en Valencia (0-1).

La última visita de O’Rei al Camp Nou (12-6-1963) no se acercó al nivel del juego de la anterior y se saldó con victoria local por 2-0 (Pereda y Peru Zaballa).

Pelé con Brasil ante el Atlético de Luis, en el Bernabéu

Brasil preparó el Mundial de Inglaterra e hizo una parada en Madrid, donde la Asociación de la Prensa madrileña promovió un amistoso frente al Atlético de Madrid, el 21 de junio de 1966. Como aún faltaban más de tres meses para la inauguración del Vicente Calderón, el partido se jugó en el Bernabéu y fue un espectáculo (5-3) en el que destacaron Pelé (3 goles) y Luis Aragonés (2). Un partido con polémica porque el árbitro, que era brasileño, pitó un penalti por bando, dio validez a un gol en fuera de juego de Amarildo y expulsó a Martínez Jayo, por protestar.

DEBES LEER:   Openbank y el Aspar Team volverán a pelear juntos por el Mundial de MotoE

Un año después, Pelé regresará a España para jugar un Trofeo Costa del Sol apresurado, porque el vuelo que trasladaba al Santos desde Nueva York -donde un día antes se había enfrentado al Inter-, llegó con retraso y obligó a alterar el orden de los partidos (primero jugaron el Málaga y la selección argentina). Luego, un duro partido ante el Español y otro al día siguiente contra el Málaga por el tercer puesto, mostró a un Pelé poco motivado, que no jugó más que el primer tiempo en ambos, con sendas derrotas.

El Atlético volverá a enfrentarse a Pelé, en esta ocasión con el Santos, el 17 de septiembre de 1969, en el homenaje a Feliciano Rivilla, el legendario lateral derecho rojiblanco y de la selección española. El partido no fue tan brillante como el del Bernabéu y el Santos se impuso por 1-3. Luis Aragonés, de cabeza, marcó el único gol de los madrileños.

Pelé vs Cruyff, dos genios por el tercer puesto

El Mundial de 1974 había mostrado el fútbol total holandés, con Johan Cruyff como estandarte, y el duro tránsito que debía recorrer la selección brasileña sin Pelé. Mes y medio después, el Trofeo Ramón de Carranza propuso la posibilidad de confrontar a ambos genios.

Palmeiras-barcelona y Santos-Español. Todo preparado para una final gloriosa…salvo que el Palmeiras de Pereira y Leivinha fue mejor que el Barça (2-0) y el Español superó con claridad al Santos (2-0).

Así el enfrentamiento entre los dos mejores jugadores de los años 60 y 70 del siglo pasado, se limitó al partido por el tercer puesto. Fue mejor el Barça de Cruyff, quien jugó con el 6 por optar los azulgrana por el orden alfabético a la hora de distribuir las camisetas. Brilló el otro holandés, Johan Neeskens, que marcó dos goles, y el Barça añadió un gol de Marcial y otro de Asensi. Pelé, de penalti, anotó el único santista.

Esa iba a ser la despedida del Santos de Pelé de Europa, porque el Carranza no permitió que los equipos extranjeros contratados jugaran durante un mes en España, pero el presidente del Atlético, Vicente Calderón, intercedió ante su amigo, el alcalde de Cádiz José León de Carranza, para que el Santos jugase un último partido en Zaragoza, el 3 de septiembre de 1974.

Fue el epílogo de Pelé como jugador en España. Un mes después se despedirá del Santos, aunque acuciado por problemas económicos pospondrá la jubilación definitiva hasta 1977, tras jugar un par de años en el Cosmos.

En La Romareda. Pelé marcó sus dos últimos goles en España (ganó el Santos 2-3) y experimentó una de las anécdotas de su carrera, cuando el argentino Iselín Santos Ovejero, que debutaba en el Zaragoza procedente del Atlético, derribó una portería al intentar despejar un balón . La media hora que tardó en reanudarse el juego se la pasó Pelé firmando autógrafos a una afición que invadió el campo.

DEBES LEER:   Andy Russell, A Star Outside Linebacker Who Helped Turn The Steelers Into Champions, Dies At 82

Contra Zidane y Maradona, en el futbolín

De entre las múltiples campañas publicitarias en las que participó Pelé, una de las más impactantes fue la que protagonizó junto a Diego Maradona y Zinedine Zidane, para la firma Louis Vuitton.

Después de un año de negociaciones para cuadrar agendas, la marca dispuso todo para que las tres grandes leyendas se reuniesen en Madrid, en marzo de 2010. Se utilizó de aprovechar el paso de Maradona, entonces seleccionador argentino, por la capital de España de camino a Alemania, donde la Albiceleste iba a jugar un amistoso de preparación para el Mundial de Sudáfrica.

Louis Vuitton contrató a la fotógrafa Annie Leibovitz, con un equipo de rodaje de 150 personas, y escogió el barrio de Malasaña para el rodaje porque podía contar con dos bares contiguos con sabor añejo (la cervecería Casa Maravillas -Manuela Malasaña 11- y el pub irlandés Molly Malone -Manuela Malasaña 13-) y cercano a un hotel (Ibis Madrid, en el número 3 de la misma calle) donde se alquilaron tres suites para que descansasen los astros entre toma y toma.

Todo dispuesto para el encuentro, salvo la puntualidad de Maradona.

El seleccionador argentino se retrasó cuatro horas y media. Pelé y Zidane jugaron su partida al futbolín, intercambiaron anécdotas, y se marcharon, por lo que cuando llegó Maradona hubo que filmarle en solitario y añadir digitalmente su parte, para lo que también se contó con tres figurantes..

El encuentro, no obstante, dio para que durante un tiempo Casa Maravillas se convirtiese en centro de peregrinación de aficionados dispuesto a echar un futbolín donde lo hicieron sus ídolos. Vano intento, el futbolín como llegó se fue después del rodaje.

El reproche a Quique Setién

Se lo contó Quique Setién a El Periódicoen 2018. El entrenador del Villarreal CF, que en el momento de la entrevista dirigía al Betis, recordó su época de jugador en el Atlético de Madrid y reveló un encuentro inesperado con Pelé en Madrid.

“Yo jugaba en el Atlético y estaba sancionado. Asi que me fui a una discoteca. Y eran las tres o las cuatro. Y en una mesa al fondo me quedo mirando y digo, hostia, aquel me parece que es Pelé. Y me fui acercando y hostia que era Pelé. Cogí un posavasos, un bolígrafo y me acerqué donde él y le dije: “¿Le importaría firmarme un autógrafo? Es que yo también juego al futbol”. Y Pelé me ​​respondió: “¿Y si juegas al futbol qué haces a estas horas en la discoteca?”.

Pelé y Quique Setién.
Pelé y Quique Setién.
Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario