<
>

Lukaku cabalgó desde la mitad de la cancha, metió bicicleta en el área y la mando a guardar


En la goleada 3-0 a domicilio del Inter ante Genoa, el delantero belga se fue de doblete pero su segundo tanto en el último suspiro del encuentro fue una auténtica maravilla en solitario, desde la mitad de la cancha condujo hasta metrose en el área, con fantasía superó a un rival y definió cruzado.



DEBES LEER:   Carlos Arévalo: "Tengo el oro en París entre ceja y ceja"
Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario