<
>

Revisión: Bob Spit, ¡no nos gusta (!) La gente


Para aquellos que no están familiarizados con la técnica stop-motion para animaciones: ¡es aquella en la que los escenarios y los personajes se crean realmente y ganan movimiento un cuadro a la vez!

Este estilo es extremadamente minucioso, razón por la cual la práctica está casi extinta. Incluso porque la animación 3D, generada por ordenador, es una forma más rápida y económica, además de haber caído en el agrado de gran parte del público.

Publicidad

No se puede cargar el anuncio.

Sin embargo, hay algunos guerreros que todavía abrazan el concepto con enorme pasión, como los cineastas Wes Anderson, Tim Burton y Charlie Kaufman, por ejemplo.

Entre estos artistas que no temen emprender lo que es un gran y laborioso trabajo, se encuentra el director César Cabral, quien desarrolló Bob Cuspe Nós Não Gosto de Gente, inspirado libremente en la obra del reconocido dibujante brasileño Angeli, mezclando documental, comedia y road-movie, mientras cuenta la historia de Bob Spit, un viejo punk que intenta escapar de un desierto postapocalíptico que en realidad es un purgatorio dentro de la mente de su creador que vive un momento de crisis creativa y existencial.

DEBES LEER:   México se lleva tres oros en Panamericano de Tiro con Arco

Hay un elemento atípico en trabajar como Bob Spit, We Don’t Like People que hace que sea muy difícil para el espectador no saltar a esta trama irregular y sorprendentemente atractiva.

La mezcla de diferentes narrativas prestó dos servicios de una manera (muy) satisfactoria: primero, para elevar el nivel de entretenimiento; y segundo, presentar al espectador cómo “funciona” la mentalidad emocional de quien vive de la creación, sea ésta la modalidad artística preferida.

En esta película de Cesar Cabral somos testigos de la conexión emocional entre un creador y su criatura. Incluso para alguien como Angeli, que hace una especie de desapego de las cosas de la vida pero irónicamente apegado a los objetos y demás basura que forman parte de su estudio, es algo muy complicado.

A través de las palabras del guión escrito por el director, junto a Leandro Maciel, observamos las etapas de la vida del dibujante brasileño, especialmente su momento actual cuando cuestiona quién es hoy. Más aún después de algunas decisiones creativas que tomó, como poner fin a algunos personajes que creó y en los que trabajó durante muchos años.

DEBES LEER:   Stranger Things y las 16 mejores series originales de Netflix de 2022

A través de la sensibilidad de Cabral, nos damos cuenta de que matar a un personaje es lo mismo que ver una parte de ti olvidada en el pasado. Y, como muchos de ustedes saben, no siempre es fácil admitir que algo se interpuso en el camino.

Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario