<
>

“Si pensara más en mí quizás rendiría más pero no sería Koke”



El 19 de marzo, cuando Koke (Madrid, 1992) salió de su casa, le dijo a su mujer, Beatriz: “Hoy marco”. No era un partido más. El Atleti jugaba en su barrio, Vallecas. Allí donde creció durmiendo con un balón. Pero su cantera fue otra: el Atleti, llegó alevín. Hoy es su capitán. Aquel 19 de marzo cumplió su palabra. marcó. Su primer gol en la temporada. Los altibajos quedaron atrás. Los suyos, los del equipo. Ahora llega el City, los cuartos de Champions. El vallecano quiere seguir alzando el puño.

-¿Se veía el campo del Rayo desde su casa en Vallecas?

-No pero estaba a cinco minutos. Calle Sierra Madrona, 34-3D era la dirección. No la olvidaré nunca.

-¿Fue especial el gol allí?

-Si. Me daba cosa marcar al equipo del barrio pero tenía muchos amigos allí y quería hacerlo bien. Por mi equipo, por mí, porque la gente de Vallecas puede triunfar también fuera del barrio.

-¿Es esta su temporada más difícil?

-En los años pasa por varias fases. No siempre estás al mismo nivel pero me encuentro bien, fuerte. ¿Difícil? Pasó momentos más complicados. El equipo, sí es cierto, no había encadenado tantas derrotas pero al final es trabajo y, si trabajas, sale. Hemos dado la vuelta a la situación. No solo yo. Todos.

-¿Era necesaria la reunión que hubo con Miguel Ángel Gil después de la derrota ante el Levante?

-Tuvimos muchísimas reuniones con Miguel, comidas. Al final es un cambio de chip. Dar con la tecla. El partido ante Osasuna nos devolvió la filosofía.

-¿En qué posición se encuentra usted más cómodo?

-A mí me gusta jugar (sonríe). Donde mar, cuanto mar. Noventa minutos, cinco.

-Eso se sabe, se ve partido a partido.

-Me gusta atacar, ser más ofensivo. Pero si el equipo me necesita en otra posición, en la que sea, daré el cien por cien.

-Una vez, en una entrevista, dijo: “Hay momentos en los que leo demasiado el juego e intento estar en todos lados”.

-Intento ayudar a mis compañeros siempre. Me va la cabeza antes que el cuerpo. Intención de visualizar. Y muchas veces pienso más en ayudar al compañero que en ayudarme a mí mismo. Por eso, a lo mejor, hay veces que no rindo como tengo que rendir. En vez de pensar más en el compañero debería pensar un poco más en mí, que al final cuando piensas en ti mismo, a veces, las cosas te salen mejor.

DEBES LEER:   Vencedor renovado hasta 2027 por el Athletic sin cláusula de rescisión

-Pero no sería Koke.

-Totalmente (ríe). Y si fuera egoísta y pensara en mí mismo no hubiera llegado adonde estoy.

“¿Qué es defensivo? ¿Qué defienden todos? Al final en el fútbol moderno defiende todo el mundo…”

-¿Cómo se vive, desde dentro de Koke, jugar en el Atlético, salir al Metropolitano, llevar la ‘C’ de capitán al brazo?

-Cada vez que salgo, sobre todo en el Wanda, siento un orgullo enorme. Porque dice: “Ostras”. Piensas en el trabajo de todos estos años, desde que era pequeñito, hasta llegar este día. Y todos los dias te pasa. Cada vez que llego a casa lo pienso: “Joe, qué afortunado soy de hacer lo que hago y de ser quién soy”. Que no es nada facil. Que vives momentos complicados. Que lo sufra muchas veces mas que otras personas.

-¿Se sufre más cuando se lleva el brazalete de capitán?

-Yo siempre lo he sufrido. Pero ahora pienso: “Ostras, eres el capitán y no están saliendo las cosas”. O como nos ha pasado esta temporada, con altibajos: “Ostras, que no damos con la tecla”. De cómo jugar, ganar los partidos. Y se sufre, bastante.

-Guardiola-Simeone. Será un choque de estilos…

-Yo tengo la suerte de que, en mi club, tengo una filosofía y un estilo de juego y, cuando voy con la Selección, es otro, parecido al de Guardiola, Barça, el estilo que tiene Luis Enrique también. Puedo adaptarme a los dos, compartirlos y disfrutar de ambos. Y eso muy pocas personas tienen el privilegio de hacerlo.

-¿Qué les diferencia más? ¿Algo les iguala?

-La similitud es que al final los dos quieren ganar. Unos más con la posesión y el posicionamiento de cómo atacar y, otros, como nuestro míster, con el posicionamiento de cómo estar parados para hacerte daño a la contra o en campo rival.

-Simeone dijo en verano que no le gusta que le tilden defensivo. ¿Ha cambiado su estilo?

-Al final vamos evolucionando. Tú ves los equipos que hemos tenido y yo pienso que tenemos jugadores muy ofensivos. No quiere decir, porque está parado en una parte del campo, que sea defensivo. Luego siempre atacas, y tienes espacios, y juegas de otra forma. ¿Qué es defensivo? ¿Que defienden a todos? Al final en el fútbol moderno defiende todo el mundo. Y, si no, cualquiera te puede ganar.

FUTBOL 21/22Koke posa para AS en el Cerro.

-¿Ha hablado con Rodrigo de esta eliminatoria de cuartos?

-Sí, claro (sonríe), en la Selección. Me reconoció que iba a ser un partido muy duro. “Nosotros vivimos en la Premier muchos partidos así”. “Ya, pero en la Premier no está el Atleti”, le avisé (ríe). Me dijo que se le iba a hacer raro jugar en el Wanda, tiene mucho cariño al Atleti. Ya le dije que íbamos a ganar seguro, que ya sabe cómo es el Atleti.

DEBES LEER:   Phoenix Suns vs Dallas Mavericks: A qué hora es, quién transmite por TV y más - NBA - Miércoles 11 de Mayo del 2022

-¿Le ha visto evolucionar desde que se fue al City?

-Al final es otro estilo de juego. Y en la Selección también aprende mucho de Busquets, que yo creo que es su referente y es el mejor ahí. Le he visto crecer muchísimo. Pero aquí en el Atleti también lo hubiera hecho.

-Pero le llamó Guardiola. ¿A usted alguna vez le llamó?

-No. La verdad que no.

-Su debut en el Atleti fue en un partido contra él.

-En el Camp Nou, 2009 (ríe). Llevo mucho en el futbol (ríe).

-¿Puede extrapolar Guardiola algo de la eliminatoria Atlético-Bayern de 2016?

-Somos diferentes equipos. Hay muchos jugadores que ya no están. Y muchos seguimos pero somos diferentes, jugamos de diferente forma. El partido en Múnich fue uno de los que más sufrió en mi vida.

-¿Cómo se le juega a Pep?

-Aún no dio las claves el míster (ríe). Pero hacer bien las transiciones defensa-ataque, salir rápido y atacarles bien. Y cuando no puedas, porque pasó la jugada, quitarles el balón, tener la posesión en campo rival y cansarles para, luego, hacer daño.

-¿Qué supone para usted el regreso de Griezmann?

-Antoine nos dio mucho antes y nos está dando mucho ahora.

“No se le puede exigir a un chico de 20, 21 años, a João, que haga todo, que salve siempre al equipo. No sólo juega él, jugamos todos. Y a João se le ha metido mucha presión”

-¿Qué le aporta al equipo?

-Intensidad a la hora de atacar. Cómo se mueve, lo que transmite al grupo. Es un jugador que, a la hora de competir, hace crecer a sus compañeros. Y, aparte, es un tipo excepcional en el vestuario. Todo el mundo le quiere.

-Usted estuvo con él en verano. ¿Estabas muy nerviosa?

-Estábamos hablando todo el día (ríe), todo el verano. Él quería volver y al final se pudo cumplir.

-João Félix. Carrasco dice que piensa más en el grupo que en sí.

-Es un chico joven y tiene que crecer mucho todavía. Y no se le puede exigir a un chico de 21 años que haga todo, que salve siempre. No sólo juega él, jugamos todos. Y se le ha metido mucha presión. Ahora está a un grandísimo nivel. Antoine le ayuda mucho. Le está aportando mucho el jugar juntos arriba. Se está viendo una delantera muy bonita. Luis también le ayuda mucho. Cunha cuando sale lo está haciendo muy bien. Tenemos en ataque gente muy buena, muy importante.

-¿Cómo cambia el juego la que sea la pareja de ataque?

DEBES LEER:   Alpine pide claridad a la FIA tras la sanción a Alonso

-João viene a recibir al pie, Griezmann rompe. O se intercambian. Luis recibe de espaldas. Cunha también, rompe. Hay veces más movilidad. Por ejemplo, João muchas veces viene a recibir al pie, Griezmann rompe. O se intercambian. Luis recibe de espaldas. Cunha muchas veces tambien, rompe. Según también como juegue el rival, cómo se posiciona. Hay que ver también muchas veces los movimientos de los delanteros, cómo está presionando más arriba o donde está atacando.

-¿Duelen mucho los pitos cuando son para uno?

-Pienso: “Voy a trabajar más para cambiarlos por aplausos”. No me importa que me piten, me importa que gane el equipo. Nothing is wrong. Al final es cosa del fútbol. ¡Si han pitado hasta a Messi, que es el mejor!, pues… ¿cómo no van a pitar a Koke?

-Lleva 535 partidos con el Atleti, muy cerca del récord de Adelardo, 553, un récord de hace 70 años. ¿Lo piensa?

-No, pero me lo recuerda todo el mundo. Yo pienso en jugar, sumar, no en los partidos. Pero es una locura. Ahora se juegan más. Pero no es fácil estar en el Atleti tantos partidos, temporadas, tan seguido.

“Pienso que muchas veces se infravalora al Atlético”

-¿Qué es la Champions para esta plantilla? Decía Juanfran: “Volveremos…”.

-Muchas veces pienso que al Atleti se le infravalora. Siempre está ahí. compitiendo todo. Mejor o peor pero siempre. Vamos a jugar contra uno de los favoritos, pero no hay miedo. Somos el Atleti. Vamos a intentar eliminarlos.

-Usted viene reforzado. El gol en Vallecas. La Selección, donde fue capitán en el parón.

-Mira, yo a la Selección estuve dos años sin ir y justo la convocatoria que volví, me tocó ser capitán. Imagínate. Era duro no ir pero me hizo recapacitar: “Debo trabajar más para tener otra oportunidad”. Y pude ir a la Eurocopa y estamos ahí, mirando al Mundial. Tenemos una gran selección, gente joven y veterana, un grandísimo grupo. Hemos hecho que la gente se esté ilusionando. No somos la España de Xavi, Iniesta, es imposible, pero que nos den una oportunidad. ¿Por qué no soñar?

-¿Qué le pareció el sorteo?

-Será muy difícil. Alemania, Japón… Pero somos España. Si hacemos las cosas bien será difícil que nos ganen. Tenemos posibilidades de pelear el titulo.

-Como el Atleti contra el City.

-Exactamente.

-Por cierto, ¿duerme su hijo con un balón como usted?

-No le dejemos (sonríe). Si no no duerme. Está todo el día. Yo decía al principio: “Este va a pasar”. Pero al revés. Se levanta y balon, ya juega. Es increible. Tiene mil. Yo no tuve la oportunidad, sólo había uno, él tiene esa suerte. Me tiene muerto (ríe).

-¿Son mejores las pachangas con él que con su hermano Borja?

-(Rie) Diferentes. Con él me canso más. Antes era más pequeño y no me cansaba. ahora…

Etiquetas

,

Siguiente

Deja tu comentario