<
>

The Zone of Interest es otra gran película sobre lugares comunes de Jonathan Glazer – DeportesEnVivo


Las convenciones y lugares comunes en el cine son ya en sí mismos también lugares comunes. Cuando llega un director como Jonathan Glazer que impacta con un estilo audiovisual y un montaje transgresor, por obvias razones resaltará del resto de realizadores.

Birth de 2004 y Under the Skin de 2013 son antecedentes de un autor que lo que hace Glazer con la cámara siempre será retador, propositivo y satisfactorio. Ambas películas del director son historias que irrumpen en una monotonía fílmica hollywoodense y, por decirlo de alguna forma, con elementos usuales y monótonos, crea algo distinto. Por ejemplo, Birth es una historia que dialoga con el tema de la reencarnación desde una perspectiva intimista, más de alcoba cuando se trata de quien regresa del más allá es el esposo muerto y lo hace con un niño de 12 años. A partir de lo habitual como es la muerte, Glazer trastoca esto con la posibilidad de no irse del todo, pero no solo eso, sino que también juega con el posible enamoramiento de una mujer adulta con niño que presuntamente es su esposo muerto. Bajo esta premisa, ya resulta inquietante.

DEBES LEER:   Naruto Live-Action Movie Confimed

Ahora con The Zone of Interest, Jonathan Glazer lleva esta íntima forma de narrar a un tema recurrente en el cine: los campos de concentración nazi.

¿De qué trata The Zone of Interest? Rudolph Höss, un comandante de Auschwitz, trata de criar a sus hijos pequeños y llevar la vida que siempre soñaron justo al lado de los campos de concentración.

Comenté párrafos arriba que a Glazer le gusta lo habitual, continuo, lo que siempre se repite. Este elemento lo lleva a la monotonía de una familia alemana durante la Segunda Guerra Mundial, con todo lo que esto conlleva. No es una película simple. Por más que lo parezca, The Zone of Interest es de una complejidad enorme al estar llena de contrastes y de fondos. Los contrastes los tiene desde el momento en que la familia alemana trata de llevar una vida cotidiana yuxtapuesto al horror de la propia crueldad humana, solo separados por un muro. Una ama de casa se encuentra indecisa si cambia o no de lugar unas flores en su jardín, mientras que los hornos incineran judíos y con gritos de dolor como fondo.

DEBES LEER:   The Crown: Uma era chega ao fim no trailer da Parte 2 da 6ª temporada

Jonathan Glazer compone imágenes que hablan por sí solas y nunca dejan de comunicar algo: ya sea dolor, indiferencia, muerte, etcétera. Por esta razón comentaba que el director británico hace un montaje que asalta la inteligencia y perspicacia del espectador. Aunque la película es de un ritmo lento y parsimonioso, para nada es aburrida, sino todo lo contrario.

Al final, The Zone of Interest es una película enigmática pero que, increíblemente, te dice algo todo el tiempo. Una historia que es más de fondos y contrastes que de superficies y homogeneidades. Parece ser que Jonathan Glazer se postula sobre la indiferencia al dolor humano, justo como lo que estamos viviendo en estos días en Medio Oriente. Sin querer, se vuelve actual y relevante pero también preciso.

Video

https://www.youtube.com/watch?v=eKTsFNadd4Q



Etiquetas
Siguiente

Deja tu comentario